Un Salah estelar

Los reds se colocan primeros con un punto de ventaja. Más que goles, te cuenta la noticia.

 

Salió el Bournemouth a no perder y al final, entre el linier, Salah y Cook, que regaló un gol y se marcó otro en propia, los reds salieron del Vitality Stadium con tres puntos que les convierten en líderes, tras el pinchazo del City.

Ante la disciplina de los cherries, a los de Klopp solo les quedaba la sorpresa si querían pillar desprevenidos a los de Eddie Howe en su estadio. Para desesperación del entrenador inglés, el plan se le empezó a venir abajo por la intervención desafortunada tanto del linier como de su propio portero. Ante un disparo lejano de Firmino que no llevaba a nada, Begovic despejó inocentemente hacia la frontal del área, donde esperaba el egipcio Mo Salah en claro fuera de juego para abrir la lata y hacer el primero de los Reds.

Nada más empezar los segundos 45 minutos, una pérdida de Cook permitió a Salah arrancar un eslalon  ante una defensa muy blandita, para cruzar perfectamente el balón al palo largo y hacer el segundo.  La jugada despistó al defensor del Bournemouth, que apenas 15 minutos después, la volvió a liar con un nuevo gol en contra de su equipo al despejar contra su propia portería un centro de Robertson y acabar el balón dentro de la porteria y hacer el segundo del Liverpool.

El buen planteamiento de Howe se estaba viniendo abajo con un gol ilegal y dos graves errores de uno de sus jugadores, lo que terminó por desconectar a los cherries y finiquitó definitivamente el partido en favor de los Reds, con otro gol del egipcio haciendo el cuarto de su equipo y consiguiendo el hat-trick, acabando su recital de goles y siendo el MVP del partido. Con esta victoria, los reds se colocan primeros con un punto de ventaja sobre el Manchester City, y se colocan líderes de la Premier League.

- Síguenos en Twitter e Instagram y no te pierdas ningún detalle.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *