Superliga Europea: Mí Visión

En este artículo, expongo mi visión sobre el formato que el G-20 del fútbol europeo quiere imponer. Supondría bajo mi prísma el fin del juego (a nivel mediático) tal y como lo conocemos.

Hagamos una visita al futuro. Año 2021: van a salir los 22 jugadores al terreno de juego del Carlos Belmonte de Albacete. Se va a disputar una jornada de Liga de la Primera División, el rival de hoy será el Villarreal. Apenas hay publico, a pesar de ser un partido atractivo. La razón principal es que a 250 kilómetros, en Madrid se juega un Real Madrid-PSG. Básicamente son los 6000 socios que acuden religiosamente al Estadio.

Después de hacer un ejercicio de futbol-ficción; voy a exponer brevemente algunos de los argumentos por los que considero que la Superliga, deseada y promovida entre otros por la familia Agnelli, propietaria de la Juventus, es un gran error.

En primer lugar, las principales perjudicadas serán las medianas Federaciones europeas cuyos equipos más ganadores (Ajax, Ferencvaros, Celtic, Steaua de Bucarest) que llegan al punto de ser hegemónicos en sus respectivos países, no verían participación en esta Superliga, por lo que tendrían, en el hipotético caso de que el campeonato se realizase, que compitieran en el antiguo formato que dejarían los clubes más poderosos.

Repercutiría por relación causa/efecto en los rivales domésticos de aquellas Ligas antes mencionadas, es decir, los rivales también se verían con un bajón drástico de nivel, lo que afectaría al prestigio y por ende, a los ingresos que tendría esa Liga (Escocia, Hungría…).

Se perdería cierta “ambición” en las Segundas Divisiones de los distintos países, especialmente, en las cinco grandes Ligas (Alemania, Inglaterra, Francia, Italia y España) puesto que los clubes que asciendan, no tendrían ni la misma ilusión, ni la misma representación/difusión en los medios. Ejemplo: para el Rayo Majadahonda no sería lo mismo jugar con el Valencia que con el Real Madrid, sobretodo a nivel televisivo en el extranjero.

Sería una competición clasista: Un ejemplo de esto que digo es la Euroliga de Baloncesto. En la Primera edición, se asignaron las plazas y ya aunque hagas méritos deportivos en tu Liga nacional, no consigues acceder a esta hipotética “Superliga”. Tocado este punto, lleva a pensar que sólo consigues acceder a ella si tienes dinero, por lo que se discrimina a los conjuntos más modestos.

Las Ligas se crearon a finales del Siglo XIX, desde una perspectiva de que se enfrentaran los mejores equipos, y así debería seguir ¿Os imagináis a un Yugo Socuéllamos jugando en Liga contra un Valencia o un Deportivo en Segunda División? A día de hoy es utópico pero posible.

Los únicos que están de acuerdo, son los grandes clubes (fuera de la Premier League) son los grandes clubes, los medios de masas y los aficionados que no ven más allá de su ombligo. Porque el Real Madrid no es nada sin el Alba, el Bayern sin el Heidemheim, o el City sin el Forest Green Rovers. Un pez grande no es nada sin el pequeño, del que se alimenta.

Resultado de imagen de superliga europea
Así sería un boceto de la Superliga Europea. Fuente: libertad digital
- Síguenos en Twitter e Instagram y no te pierdas ningún detalle.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *