Opinión: No te entiendo Quique

No te entiendo Quique. Y te lo dice alguien que celebró tu fichaje por el Betis porque desde tu etapa en la UD Las Palmas te pedía para el Betis, alguien que está contigo, que está disfrutando de ver al Betis con un estilo y personalidad que nunca había visto y que enamora, alguien que está contento, en general, con la labor que estás realizando. Pero esta temporada tengo que decirte que no entiendo varias cosas.

No entiendo cómo alguien que es capaz de, en líneas generales, hacer jugar tan bien al equipo y dotarle de una personalidad nada fácil de imprimir, y hacerle conseguir gestas como las vividas desde tu llegada dando una lección de fútbol luego no es capaz ni de inquietar a rivales, a priori por calidad de plantilla, inferiores. No entiendo ese radicalismo con tu estilo, del que soy fan número 1, pero al que no le pasa nada por, siendo fiel a él, adaptarlo y reajustarlo un poco en función al rival. No entiendo algunas de tus decisiones en las alineaciones y cambios. No entiendo cómo alguien que tiene todo para triunfar y hacer grandes cosas en una entidad centenaria como el Real Betis parece no querer hacerlo.

Aunque bueno, en verdad sí entiendo todo eso. Lo que en verdad no entiendo es lo que produce todo eso: tu cabezonería. Esa cabezonería por tener que ganar siempre teniendo la posesión, que a veces es estéril y sin profundidad ninguna, y que de vez en cuando estaría bien ceder a un rival que sale a esperarte en su campo para así hacerle salir o descuadrarle el plan. Esa cabezonería en no tener variantes tácticas como por ejemplo probar la defensa de 4, aprovechar posibles contras, que el día del Celta en el gol de Loren se vio que también sirven para hacer goles, en no disparar más a puerta porque pareciera que hay que entrar tocándola hasta la línea de gol. Esa cabezonería en, teniendo de las mejores plantillas de la historia del Real Betis, no sacarle todo el provecho que se podría con rotaciones a veces incomprensibles dejando en el banco a jugadores que todo el mundo vemos que deberían ser titulares. Que sí, que el que está en los entrenamientos eres tú Quique, pero al final lo que vale es lo que ocurre en el verde y eso lo vemos todos. Esa cabezonería en no tener autocrítica y escudarse en escusas pobres con tal de no entonar el mea culpa y admitir que a veces te equivocas. Que no pasa nada, cualquier ser humano por el mero hecho de serlo se equivoca muchas veces.

Quiero terminar recordándote que estoy contigo y, como desde el primer día, cuentas con todo mi apoyo. Si hoy hago este artículo y te digo estas cosas es con la idea de hacerte reflexionar, ni mucho menos criticar o atacar, porque como todo en esta vida, creo que la situación es muy mejorable. Y todo pasa por ti. Todo pasa por focalizar esa cabezonería en triunfar en la Avda. de la Palmera en vez de en intentar demostrar que sólo lo tuyo es lo que vale. Al final, si todo mejora, ganaremos todos, no solo tú. Ánimo Quique.

- Síguenos en Twitter e Instagram y no te pierdas ningún detalle.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *