La Roma convierte sueño en pesadilla

Es fácil realizar análisis destrozando y sacar fallos al Barcelona. No obstante, la Roma consiguió minimizar los recursos del Barcelona de forma impresionante. Como bien dijo Monchi (genial profesional y mejor persona) la Roma era superior en el aspecto físico y necesitaban un partido que potenciara esa virtud. Nainggolan o de Rossi, futbolistas guerreros alentados por su público cambiaron la realidad. Casi nadie pensaba en la remontada ya que el resultado de la ida generaba gran ventaja, pero los miedos cambiaron de color. La intensidad frente a la relajación, valentía frente a conformismo, dos caras de la moneda que catapultaron a la Roma.

Dzeko fue otro de los grandes héroes de la noche. Marcó el primer gol y fue superior a la zaga blaugrana constantemente. Dejó retratados a Umtiti y Alba como si fueran meros espectadores. Manolas pasó de víctima a verdugo marcando un gol histórico provocando delirio en la grada. Toda la escuadra presionaba la salida de balón visitante dejando sin respuestas a Rakitic o Busquets. El cortocircuito de la zona medular generó distancia sideral entre Suárez y Messi del resto de compañeros. La consecuencia fue la escasa presencia ofensiva unida a una fragilidad defensiva que le dejó sin aire. Sin respuestas, perdiendo tiempo y sin líder reconocible sobre el terreno de juego.

El partido magnífico de La Roma se vio facilitado por el rendimiento físico de Busquets. Futbolista clave que representa pieza angular del sistema defensivo. Además, otro problema extra es ver como no tiene sustituto natural en la plantilla. Otra consecuencia de ver su rendimiento en horas bajas también afecta sin duda a Rakitic. El croata más tiempo realizando tareas defensivas participa menos en la construcción. La época dorado en competiciones europeas giraba en torno a la supremacía de la zona ancha que actualmente es recuerdo del pasado. Será un partido especial para Iniesta que acabó sustituido con la sensación de ver los estragos inevitables del paso del tiempo.

Nunca había llegado la Roma a semifinales de la Champions y cambia la historia a base de garra, corazón y dejarse la piel en cada jugada. Cuando el mejor del Barcelona fue Ter Stegen a pesar de la goleada, el mérito de la escuadra italiana es magnífico. Fútbol directo, vertical, similar a los conjuntos que hicieron estragos en el pasado (Juventus, Bayern de Heynckes, etc…). Es hora de plantearse como el Barcelona puede frenar a estos conjuntos si no quiere seguir naufragando por Europa. La Roma destrozó el sueño e incendió el mítico circo romano.

- Síguenos en Twitter e Instagram y no te pierdas ningún detalle.

Acerca de OscarT

Estudiante de Marketing e ITM en Universitat Oberta de Catalunya. Ciclo superior en Gestión de Transporte y Logística. Ciclo superior en Comercio Internacional. Ex-futbolista, apasionado del fútbol, tenis y pádel. Director de Marketing y Comunicación de MásQueGoles. Twitter:@TheIlusionist8 - Instagram:@oskartr94

Ver todas las entradas de OscarT →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *