Historias del Alba. Capítulo 44. 60º Aviversario Carlos Belmonte (III) «El primer partido de España en Albacete»

Hoy en las «Historias del Alba» os cuento el primer partido de una Selección Española en Albacete. Fueron los Olímpicos que intentaron clasificar a Seúl ‘ 88’

Esta semana en las Historias del Alba, seguimos con los artículos de homenaje al Carlos Belmonte por su 60º Aniversario. Esta semana empezamos una serie de artículos sobre los distintos partidos que han disputado las categorías diferentes de España en Albacete. 

Para poner un poco de contexto, en el Torneo Clasificatorio para Seúl’88 había siete grupos. Cabe recordad que son los últimos juegos como la URSS como estado soberano. España estaba encodrada en el grupo C, junto a: República de Irlanda, Francia, Hungría y Suecia (selección que finalmente acudió al Torneo surcoreano. Era el último partido de la Clasificación, y ambas selecciones ya habían perdido la posibilidad de acudir a la cita Olímpica. 

Ambas selecciones, formaron con los siguientes onces iniciales. 

España: Biurrun; López Rekarte, Esteban, Serna, Genar Andrinua; Hierro, Ramón Parra, Loren; Eusebio y Beriguistaín. Entraron de cambio: Pardeza por Parra (69’) y Urbano por Esteban (74’). 

República de Irlanda: O’Neill; Kenny, Brady, Neville, Doolin; Bennett, Larkin; Barry y Kehoe. Gorman entró por Bennett en el 78’ 

Goles: 

0-1: minuto 19. Libre directo que lanza Kehoe y entra por la escuadra de Vicente Biurrun que no llega a alcanzarlo 

1.1: minuto 43. Jugada por la banda derecha de Eusebio, lanza un centro al área, y Ramón remata a la puerta de O’Neill. 

1-2: minuto 60’. Lanzamiento de Bennett entre una nube de piernas españolas que bate a Biurrun por segunda vez 

2-2: minuto 61’. Nada más sacar de centro España, Ramón marca de cabeza el empate. 

La ‘Tribuna de Albacete’ hizo la siguiente crónica: “Tarde histórica y poco afortunada la de ayer en el Carlos Belmonte. Los nueve mil quinientos espectadores se merendaron con la noticia agradable de la Clasificación de los SUB-16 para la final de la Copa de Europa. Pero, según la noche avanzaba, el partido ante Irlanda, dejó un triste empate. 

Irlanda desde el primer minuto salió a empatar y se encontró con un empate que no mereció. Ninguna de las dos selecciones se jugaba nada, puesto que ninguna ha conseguido billete para Seúl. Tan sólo quedaba la “honrilla” de saber quién desharía la igualada del partido de ida. Desde el primer minuto, los jugadores españoles se lanzaron al ataque en busca del marco de O’Neill. En el minuto 13, Hierro mandó a la derecha de O’Neill un remate potente. Eusebio Sacristán cinco después se encontró con O’Neill otra vez. 

Se vieron otra vez las injusticias del deporte, cuando Irlanda marcó en su primer tiro a puerta. En el minuto 19, Kehoe lanzó un libre directo a la escuadra de Biurrun.  

La selección española, espoleada en muchos momentos por el público, siguió atacando con oportunidades para Hierro, Serna y Eusebio. Y así, en el minuto 42 tras una jugada de Eusebio Ramón, que apenas se ha dejado ver en alguna jugada de ataque, marca de cabeza poniendo el empate. 

Tras el descanso, el partido fue una fotocopia de los primeros minutos del primer acto. España se lanzaba sobre la meta visitante. Irlanda sólo llevo peligro en una ocasión. Cuando calentaba Pardeza, Bennett hizo el segundo. 

Apenas tuvieron tiempo los irlandese de saborearlo, puesto que nada más sacar de centro, Ramón volvería a soltar un fenomenal tiro que significó la segunda igualada. 

Miguel Muñoz introdujo sus dos cambios para dar más viveza al ataque. Y lo cierto es que se notó. Pero los irlandeses ya se habían pertrechado atrás. 

Y hasta aquí llega el primer partido de una selección española en Albacete. Hubo más. Pero esa, como digo siempre, es otra historia. 

Imagen
Entrega de placas por parte del Ayuntamiento de Albacete a la Federación
- Síguenos en Twitter e Instagram y no te pierdas ningún detalle.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *