«Historias del Alba»: Capítulo 35: «La última visita a Montjuic, los desalojos del Carmel, escaleras mecánicas, y las últimas bocanadas del Alba en Primera División»

En la 35º entrega de las Historias del Alba, Hablamos de la última visita al Real Club Deportivo Espanyol. Retrocedamos a 2005.

Hoy en Historias del ‘Alba’ hablaremos de la última visita del Albacete Balompié al campo de Real Club Deportivo Espanyol. Fue una derrota y quizás el inicio del del fin de los años del Albacete en Primera. Nos vamos al 26 de Febrero de 2005. 

Días complicados en el Albacete Balompié: la deuda de Ángel Contreras Plasencia (y anteriores) empezaba a salir a flote. La situación en el ámbito deportivo no era mucho mejor. Los vagos vividores… mejor dicho los jugadores del ‘Alba se habían cargado una semana antes a José González (más conocido como Pepe Botella) tras perder ante el C.D Numancia en el Carlos Belmonte. A Ángel Contreras no le quedó más remedio, estoy seguro que obligado por los jugadores, a cesar al gaditano y poner de entrenador a Martín Monteagudo. Spoiler: No saldrá bien y será el peor entrenador de la Historia del Albacete Balompié. No en partidos jugados, pero si en menor porcentaje de victorias, habiendo ganado algún partido. 

Los onces de ambos equipos aquella tarde fueron: 

RCD Espanyol: Kameni; Dani Jarque, Lopo, Soldevilla David García; ItoFredson, Dani, Maxi Rodríguez, Amavisca; Raúl Tamudo. Entraron de cambio: Ferrán Corominas por Dani (62’), Serrano por Amavisca (68’) Morales por David García (83’). 

Albacete Balompié: Valbuena; Oscar Montiel, Santi Denia, Rubén, Paco Peña; Viaud, Elías; Pablo Redondo, Walter Horacio Peralta, Pacheco y Francisco. Entraron de cambio: David Sánchez por Elías, (61’) Gaspar por Rubén (83’) y Rubén Castro por Walter Horacio Peralta (89’) 

Durante los primeros treinta minutos, los locales jugaron al fútbol de manera impecable. A los cinco minutos; un centro de Dani lo remató Maxi Rodríguez para hacer el 1-0. 

A los 22; un saque de esquina botado fue cabeceado por Dani Jarque, paró Valbuena, y Tamudo en línea de gol remachó. 

Después hubo unos minutos de tregua, aun así, estuvieron muy controlados por el Espanyol. No pasó nada más de mención hasta el descanso. 

En la segunda parte, cambió el decorado totalmente: el Albacete salió más motivado con ganas de remontar, estiró las líneas y, por medio de Antonio Pacheco que con una jugada individual, recortó distancias en el 57’. Las entradas de Ferrán Corominas y Óscar Serrano dinamizaron el ataque blanquiazul, y taparon los intentos de entrar en el área perica por parte del Albacete por lo que el partido se adormeció. 

Miguel Ángel Lotina, técnico blanquiazul dijo sobre la jornada intersemanal que venía a continuación: “Creo que podremos vencer al mejor equipo de Europa, el Barça” “Esta victoria conta el Albacete es muy importante porque ya tenemos 41 puntos” aseguró el técnico vasco. 

Por su parte Monteagudo declaró: “Con nuestro gol metimos miedo. El Espanyol tuvo que cambiar algunas cosas porque temían el resultado final” “Tuvimos bastantes ocasiones, pero con sólo dos días de entrenamientos es difícil que las cosas cambien”. 

Los locales cumplirían sus objetivos. Se meterían en Europa dónde llegarían a semifinales 

Una bizarrada para terminar el artículo: El Espanyol se quejó al Ayuntamiento de Barcelona debido a que no funcionaban las escaleras mecánicas del metro en la estación del Estadio Olímpico. Debió de ser lo único que no funcionaba en la Barcelona futbolística aquel año. 

Volvimos otra vez aquel año a Barcelona. En dónde una estrella que marcaría una década y media del mundo fútbol dio la primera muestra de su calidad. Se llamaba Lionel Messi. Pero esa, como digo siempre, es otra Historia. 

El Estadio Olímpico de Montjuic, lugar dónde se disputó el partido
Fuente: www. barcelona-tourist-guide.com

 

- Síguenos en Twitter e Instagram y no te pierdas ningún detalle.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *