Guardado acelera el corazón bético

La baja de Ceballos fue un golpe durísimo en la línea de flotación sobre la que giraba el Real Betis. Mandaba, generaba fútbol y marcaba diferencias. Con su marcha existían dudas razonables pensando quien ocuparía su puesto en la sala de creación. Gracias al buen trabajo de Serra Ferrer, el recambio es un futbolista de total garantías.Experiencia incluso disputando Champions avalan la calidad que atesora Guardado. Pocos meses en Sevilla han servido para entender su capital importancia cuando está y el vacío que provoca su ausencia.

Setién albergaba incógnitas sobre la posición ideal en beneficio del bloque. Colocarlo en la posición de pivote defensivo presenta déficits reseñables ya que no tiene capacidad atlética privilegiada. Analizando la evolución del «fútbol moderno», jugadores sin gran envergadura para ese rol sufren considerablemente. Javi García, sin embargo, posee virtudes necesarias con las que brillar actuando en esa demarcación. Guardado jugando más adelantado fabrica más fútbol y dibuja pases impresionantes (por ejemplo, el gol de Joaquín en Anoeta).

Cuando Guardado no ha sido titular, el Real Betis acusó la ausencia sufriendo malos resultados. No tiene sustituto natural en la plantilla y su calidad acelera las transiciones ofensivas. Gracias a tener las espaldas cubiertas por Javi García, durantes momentos puntuales cae a banda izquierda recordando sus grandes años de interior. Atacando ese espacio firma centros sensacionales que Sanabria o Sergio León traducen en goles. No solo juega papel fundamental cuando es necesario elaborar, supone un arma letal para ser lanzador de contragolpes.

La experiencia tras jugar en Bundesliga o en conjuntos grandes como Valencia y PSV, ofrece valor añadido. Importante aspecto cuando los partidos se complican aplicando cabeza fría en momentos de corazón caliente. Uno de los hombres franquicia por cualidades imprescindibles en la élite. Por último, no subestimen los puntos que se ganan teniendo lanzador magnífico en jugadas de estrategia. Feddal, Mandi, Sanabria o Fabián, salen beneficiados de la llegada de Guardado. El corazón bético acelera pulsaciones cuando Guardado coge la pelota. Como diría Joaquín Sabina: «Nos sobran los motivos».

- Síguenos en Twitter e Instagram y no te pierdas ningún detalle.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *