Erling Braut Haland, el chico noruego de los nueve goles

Posiblemente ya conozcamos a este joven noruego por sus nueve goles en el Mundial sub-20 a Honduras.

Sin embargo, ¿sabemos dónde juega? Pues cosas como esas voy a tratar hoy en esta entrada.

En primer lugar, este joven jugador tiene aún dieciocho años, cumpliendo los diecinueve en el veintiuno de julio. El uno de enero de 2019 fue fichado por el RB Salzburg, equipo austriaco, por cinco millones de euros desde el Molde FK.

Pese a ser fichado, posiblemente lo hayan visto como una promesa de futuro; porque, hasta ahora, ha participado solamente en dos partidos, marcando un gol en uno de ellos.

De hecho, ha jugado solamente el siete por ciento de los minutos y ha tenido un tres por ciento de participaciones de gol.

Sin embargo, con la selección cambia la cosa. Este delantero, que mide 1,91, debutó con Noruega sub-15 el quince de septiembre de 2015 y ha marcado cuatro goles en dicha categoría en los cuatro partidos que ha disputado.

En la sub-16, diecisiete partidos y un solo gol. Luego, en la sub-17 ha jugado cinco partidos y ha marcado dos goles.

Puedo seguir hablando de su paso por las categorías inferiores de la selección noruego, pero prefiero dejaros aquí mi fuente y que ojeéis vosotros mismos.

Eso sí, la pregunta es clara, ¿llegará algún día a compartir puesto con Martin Odegaard en la selección absoluta? Y más importante aún, ¿dará el salto a alguna liga de más importancia cuando llegue el momento o será uno de esos jugadores que pasan desapercibidos y que no dan nunca el salto a las grandes ligas?

Siempre surgen preguntas e incógnitas cuando hablamos de jóvenes promesas, pero lo que es seguro es que tiene futuro por delante y en su club deben saber que hay que contar con él.

- Síguenos en Twitter e Instagram y no te pierdas ningún detalle.

Acerca de Luis Aguilar Ramos

Del Manchester United y del Málaga. Intento de futuro periodista. También me gusta jugar al Football Manager. ¿Esperas que te cuente algo más? Puedes seguirme en Twitter para ello

Ver todas las entradas de Luis Aguilar Ramos →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *