El VAR da un disgusto al Huesca (Crónica)

Los aragoneses lo intentaron hasta el final pero no pudieron llevarse los tres puntos en un partido marcado por la polémica.

El Huesca se quedó una vez más sin el premio de la victoria en El Alcoraz. rozó, se puso en dos ocasiones por delante en el marcador, pero se quedó con la miel en los labios. Y buena parte de culpa la tuvo el VAR, que concedió el empate de Boateng que Estrada Fernández había anulado previamente. La acción en cuestión no fue en el mismo remate del delantero, sino en la acción anterior. Y más que la posición de atacante, legal, la polémica se generó al considerar los jugadores locales que el colegiado había pitado antes de que el balón entrase.

Fuera así o no, el gol subió al marcador y dejó un cuarto de hora final muy caliente, con los locales y su afición ofuscados por una decisión que les deja sin su primera victoria en casa en un día en el que lo había merecido. O, al menos, había hecho muchos méritos para lograrlo. Llegó más que su rival a la portería contraria, pero no fue suficiente.

En esos primeros 75 minutos, sin la sobreexcitación que supuso el 2-2, el partido había tenido mucho ritmo, con los locales llevando el mando desde el comienzo. A los 17 minutos marcaron el primer gol, pero el VAR lo anuló por un fuera de juego posicional de Etxeita, que molestaba a Oier. Si valió cinco minutos después el tanto de Rivera, tras un gran centro de Cucho y un no menos bueno control.

El tanto encajado espabiló al Levante, que tuvo sus mejores minutos, en los que pudo empatar con un remate en propia puerta de Rivera que se topó con el palo. Pero poco a poco el Huesca retomó el dominio y creó varias ocasiones en las que Oier su tuvo que emplear a fondo. En la recta final de la primera parte el Levante volvió a apretar el acelerador y sacó su fruto. Primero Jovanovic detuvo un mano a mano a Roger, que justo cuando se cumplía el 45′ marcaba de cabeza tras un centro de Coke.

Todo el optimismo local se vino abajo al marcharse a los vestuarios, aunque encontró remedio pronto. Apenas se habían jugado seis minutos de la reanudación cuando Etxeita, también de cabeza, hacía el 2-1 rematando una falta desde la izquierda. Con el tanto, el encuentro tomó un cariz similar al de la primera parte, con un Huesca más volcado en el área rival y un Levante esperando su ocasión, que llegó con el polémico tanto de Boateng, que llevaba sólo cinco minutos en el campo. Un tanto que evitó que El Alcoraz celebrase su primer triunfo.

- Síguenos en Twitter e Instagram y no te pierdas ningún detalle.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *