El Postpartido del Tintero. Volver a disfrutar: Real Betis 2-1 Málaga CF

En El Postpartido del Tintero te llevamos cada jornada un reflejo de las sensaciones que nos recorren la loca cabeza verdiblanca después de cada encuentro del Real Betis Balompié. Compartiremos con vosotros desde el prisma que hemos visto el partido e intentaremos sacar conclusiones de cada uno de ellos. Todo con nuestra tinta verde sobre papel blanco. Porque para un bético el partido termina cuando comienza el siguiente.

Llegó el día. Los béticos han deseado durante los últimos 5 años con asistir al Villamarín con unas expectativas como las del pasado lunes. El escenario inmejorable, las gradas prácticamente completas, un rival sin más objetivo que la honra o posibles motivaciones dinerarias y un Betis en estado de gracia de juego, grupo y de ánimo.

Tal como ha venido sucediendo, el Málaga intentó igualar el esquema de situación bética. Este hecho, unido a la baja forzosa de Bartra (no somos conscientes de lo que aporta al equipo en líneas generales) nos trajo un guión inicial de partido en el que el equipo de la capital costasoleña se encontraba más cómodo, haciendo daño con la velocidad de En-Nesyri o el poderío físico de Success. Si añadimos la falta de jerarquía de Amat, que ha demostrado ser un buen soldado raso pero no está a la altura de capitán general, el primer tiempo no fue nada bueno por parte del Betis. Un error de esos que solo hacen los equipos que están en la parte baja, da el empate al Betis.

La segunda parte está marcada por el cambio que realiza Setién. Da mayor presencia arriba y al centro del campo con las incorporaciones de Guardado (¡qué jugador!) y de Sanabria por los poco acertados Joaquín y Boudebouz. A partir de ahí el Betis controló el partido y a pesar de no disponer de tantas ocasiones como por ejemplo ante Las Palmas consigue la victoria en un gol reflejo de la temporada y del estilo bético proporcionado por este cuerpo técnico.

Las sensaciones del Postpartido.

  • Cambios. El Betis está entre los primeros equipos que consiguen más puntos tras cambios (vía @futbolavanzado), esto habla bien de la interpretación de los partidos y la gestión de recursos por parte de Setién y Sarabia.
  • Paciencia. Palabra tabú y desprestigiada en gran parte del beticismo. Tanto en la gestión de club como de campo como en la propia vida, es una gran virtud. Si trabajas y crees en lo que haces, el éxito llega. El gol de Fabián es la muestra. Claves en el gol son Pedro, Guardado, Mandi y Fabián.
  • Fabián. No fue su mejor partido. Confía tanto en su nivel que falla acciones comprometidas, pero si el gol es un reflejo del juego del equipo, el gol que asegura el 7º puesto es una imagen de lo que tiene que ser el Betis del futuro. Cantera de talento, calidad y lucha acompañada de futbolistas competitivos.

También puedes leerlo en El Tintero Verdiblanco.

- Síguenos en Twitter e Instagram y no te pierdas ningún detalle.

Acerca de OscarT

Estudiante de Marketing e ITM en Universitat Oberta de Catalunya. Ciclo superior en Gestión de Transporte y Logística. Ciclo superior en Comercio Internacional. Ex-futbolista, apasionado del fútbol, tenis y pádel. Director de Marketing y Comunicación de MásQueGoles. Twitter:@TheIlusionist8 - Instagram:@oskartr94

Ver todas las entradas de OscarT →

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *