El Postpartido del Tintero. Gigantes: Real Betis 0-5 FC Barcelona

En El Postpartido del Tintero te llevamos cada jornada un reflejo de las sensaciones que nos recorren la loca cabeza verdiblanca después de cada encuentro del Real Betis Balompié. Compartiremos con vosotros desde el prisma que hemos visto el partido e intentaremos sacar conclusiones de cada uno de ellos. Todo con nuestra tinta verde sobre papel blanco. Porque para un bético el partido termina cuando comienza el siguiente.

La buena racha se cortó siguiendo el guión, ante el que no puede ser vencido en esta Liga. Una entrada histórica, un Villlamarín de gala, una afición volcada y una idea de partido ambiciosa que duró 60 minutos. Pero sí es cierto que en esos 60 minutos, a pesar de lo que puedan pensar los amantes del espectáculo, vimos una propuesta de partido valiente por parte de ambos equipos; con un planteamiento de marca hombre a hombre en todo el campo por parte verdiblanca (especialmente reseñable el marcaje de García a Suárez) y cambios de posiciones por parte blaugrana una vez percatados de la novedosa y sorprendente ubicación de los futbolistas béticos.

Ocurre, como viene ocurriendo a lo largo del campeonato, que este FC Barcelona es un boxeador ligero, de pies rápidos, un piloto magistral en un bólido diésel, un ciclista que sabe cuándo desmarcarse de los perseguidores una vez que ha madurado la contienda lo suficiente como para doblegar a su rival por agotamiento. Agotamiento mental, de concentración, y sobre todo físico. La imagen de los 30 últimos minutos, con un Fabián, que a pesar de su buen partido, empezó a perder balones y a no poder alcanzar a sus rivales como a Rakitic en el 0-1. Con el conjunto catalán combinando a sus gusto y los béticos corriendo. Un equipo muy bien trabajado y con muy buenos trabajadores.

Quizá un marcador excesivo por el grueso de lo visto en todo el encuentro, pero una auténtica exhibición del equipo que va líder destacado y no por casualidad.

Las sensaciones del Postpartido.

  • Físico. Se ha achacado la bajada de brazos al físico. Sin embargo, el Betis viene siendo un equipo muy fiable en las segundas partes. Simplemente, encontró alguien superior, también en físico.
  • Planteamiento. Tan valiente como suicida. Por lo que supone marcar hombre vs hombre ante futbolistas de tal calidad. Curiosamente, la bajada llegó con el cambio de ubicación de García en la zaga.
  • Cambios. La grada pedía cambios. Ciertamente, ante un equipo deambulando por el césped, los cambios parecían necesarios. Y cuando entraron, ni tuvieron tiempo ni consiguieron más que ser partícipes de la derrota.
  • Efectividad de líder. A pesar de que en la primera mitad gozaron de algunos disparos de media distancia, la efectividad barcelonista en el segundo tiempo fue propia del conjunto que es. Una máquina de ganar.

Derrota muy dura. Por la sensación tras el primer tiempo y por la contundencia del marcador. Toca aprendizaje en el vestuario y saber digerirlo por parte de la afición. El objetivo debe seguir siendo el mismo. Seguir mirando arriba.

También puedes leerlo en El Tintero Verdiblanco.

- Síguenos en Twitter e Instagram y no te pierdas ningún detalle.

Acerca de OscarT

Estudiante de Marketing e ITM en Universitat Oberta de Catalunya. Ciclo superior en Gestión de Transporte y Logística. Ciclo superior en Comercio Internacional. Ex-futbolista, apasionado del fútbol, tenis y pádel. Director de Marketing y Comunicación de MásQueGoles. Twitter:@TheIlusionist8 - Instagram:@oskartr94

Ver todas las entradas de OscarT →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *