El Postpartido del Tintero. El oficio de ganar: Deportivo Alavés 1-3 Real Betis

En El Postpartido del Tintero te llevamos cada jornada un reflejo de las sensaciones que nos recorren la loca cabeza verdiblanca después de cada encuentro del Real Betis Balompié.  Compartiremos con vosotros  desde el prisma que hemos visto el partido e intentaremos sacar conclusiones de cada uno de ellos.  Todo con nuestra tinta verde sobre papel blanco. Porque para un bético el partido termina cuando comienza el siguiente.

Pelear por estar entre los siete primeros no es digno de desprestigiar. Requiere muchos partidos bien trabajados, competidos y muchos de ellos con mono de trabajo y pala en mano para intentar cosechar puntos, no siempre se gana de traje y corbata. Mendizorroza es uno de esos campos donde la afición local alienta a los suyos como si no hubiera mañana. Y el Betis llegaba con la necesidad de sumar de tres para no despegarse de la lucha europea para el tramo final, máxime después de dos partidos sin sumar de 3.

Los últimos cambios de rumbo en los planteamientos de partido béticos dejaba en una incógnita el once (como casi siempre) y la forma de jugar bética. Y en Álava vimos un poco de todo: un inusual 4-4-2, ratos en los que Fabián caía a banda derecha y que García se metía entre centrales para salir, dos jugadores que no son de banda como Boudebouz y Camarasa ocupando los costados para meterse por dentro, y dos delanteros arriba.

Ocurrió que el partido fue algo diferente a lo que suelen ser las contiendas verdiblancas esta temporada. Solo en fases del primer tiempo y en el tercer gol el Betis pudo combinar con criterio. La incansable presión kamikaze de la segunda parte hacia Adán por parte alavesista hizo que el portero bético jugase en repetidas ocasiones en largo y con poco acierto. Esto encerró a un Betis que nunca podía combinar para salir. El cambio de Amat por RC puede ser positivo para protegerse del balón colgado blanquiazul, pero mandó un mensaje defensivo y dejó en el césped a jugadores que a esas alturas ni físicamente ni futbolísticamente estaban aportando, como Camarasa o Boudebouz.

Un partido de esos que llaman “serios” pero yo prefiero llamar de poco fútbol terminó con una victoria bética gracias al azar en dos rebotes y a una sola combinación con éxito. El equipo supo sufrir, sí, pero quizá la pregunta es si se debió sufrir con un marcador de 0-2.

Las sensaciones del Postpartido.

  • Loren. Está sufriendo el mal del delantero. Solo se le menciona cuando marca. La realidad es que es un futbolista con más fútbol del que insinúan muchos. Está realizando desmarques de calidad y aún no ha demostrado sus cualidades bajando a recibir.
  • Rubén. Otro jugador que a pesar de no hacer un partido llamativo, tampoco está para enterrarlo como se escucha. Necesita minutos y el contexto de partido del segundo tiempo propició su cambio.
  • Saber ganar. A pesar de ganar sin un control claro del partido, es muy importante conseguir victorias en partidos de este tipo. Estos puntos son los que te aúpan arriba.

Ahí estamos. Para afrontarlo con ilusión, no se puede entender de otra forma. Visto lo visto, hay que pelear el 5º o el 6º puesto, el equipo tiene capacidad para ello y el calendario no puede ser más justo, cargado de enfrentamientos con los equipos parejos en la tabla. Que la oscuridad de los últimos años se convierta en la ilusión que el señor de Mallorca trajo desde el primer día para casi todos, y que esta se convierta en éxitos.

- Síguenos en Twitter e Instagram y no te pierdas ningún detalle.

Acerca de OscarT

Estudiante de Marketing e ITM en Universitat Oberta de Catalunya. Ciclo superior en Gestión de Transporte y Logística. Ciclo superior en Comercio Internacional. Ex-futbolista, apasionado del fútbol, tenis y pádel. Director de Marketing y Comunicación de MásQueGoles. Twitter:@TheIlusionist8 - Instagram:@oskartr94

Ver todas las entradas de OscarT →

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *