El Postpartido del Tintero. Blue Monday: RC Celta 3-2 Real Betis

En El Postpartido del Tintero te llevamos cada jornada un reflejo de las sensaciones que nos recorren la loca cabeza verdiblanca después de cada encuentro del Real Betis Balompié. Compartiremos con vosotros desde el prisma que hemos visto el partido e intentaremos sacar conclusiones de cada uno de ellos. Todo con nuestra tinta verde sobre papel blanco. Porque para un bético el partido termina cuando comienza el siguiente.

Parece que esta liga se empeña en hacer un grupo de 6-7 equipos que van a pelear por las posiciones de la 7ª a la 14ª. Una particular liga con probable premio europeo para el “campeón”. En estas se presentaba el Betis en Balaídos, en un nuevo lunes. El vencedor saldría muy beneficiado en la tabla clasificatoria, aún con media liga por delante.

Y el conjunto bético mostró una de sus peores caras. La de un grupo de jugadores condenados a combinar sin ningún fin. El juego de posición tiene como objetivo atraer, dividir y superar líneas. En un marcaje hombre a hombre como el que planteó el Celta (calcado al que le hizo el Betis al FCB en el primer tiempo) hay que conducir más o buscar soluciones más arriba por los espacios provocados por la presión alta. El Betis se convirtió en un bucle de pérdidas y falta de solución al planteamiento del partido por parte del rival. Ahí entra el entrenador. Las pérdidas son falta de acierto del jugador, el escenario que se le crea con el posicionamiento no.

Estamos de vuelta al debate del estilo, cuando realmente lo que está faltando es una reacción ante situaciones como la del lunes, o la que plantearon equipos como el Girona o el Éibar. El estilo es el que es, pero debe tener soluciones a propuestas del rival.

El partido se convirtió en un especial lunes triste para el beticismo. Un muy mal partido de los verdiblancos durante los 90 minutos en vísperas de un partido ante un rival de nivel en un Villamarín que recibirá a un jugador de nivel como Marc Bartra.

Las sensaciones del Postpartido.

  • Ánimo. A pesar de que el equipo ha conseguido meterse o pelear partidos aun estando por debajo en el marcador, el lunes vimos bajadas de brazos y quejas entre jugadores como Guardado en el tercer gol.
  • Defensa. Achacar la cantidad de goles al estilo o al nivel de los defensas es erróneo. El problema viene en la falta de soluciones para crear y superar líneas.
  • León. Por sacar algo positivo del encuentro, el reencuentro de León con el gol. Gol de delantero puro. Fallón en disparos francos, algo habitual en él por la precipitación.

La imagen que queda en la afición es la de un equipo bien armado que necesita ser mejor perfilado desde el banquillo.

También puedes leerlo en El Tintero Verdiblanco.

- Síguenos en Twitter e Instagram y no te pierdas ningún detalle.

Acerca de OscarT

Estudiante de Marketing e ITM en Universitat Oberta de Catalunya. Ciclo superior en Gestión de Transporte y Logística. Ciclo superior en Comercio Internacional. Ex-futbolista, apasionado del fútbol, tenis y pádel. Director de Marketing y Comunicación de MásQueGoles. Twitter:@TheIlusionist8 - Instagram:@oskartr94

Ver todas las entradas de OscarT →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *