¿Debut para despejar dudas?

Desde que anunciaron que Canadá y Estados Unidos serían los rivales de la Selección Cubana de Fútbol en la primera versión de la Liga de Naciones de la CONCACAF, la idea fue unánime, en la siguiente edición, los leones del Caribe bajarían a la segunda división del certamen. Esto no sorprendería, ni tampoco molestaría, siempre y cuando las formas fueran diferentes a lo visto en el rectángulo verde de la Copa Oro.

Con Pablo Elier Sánchez como nuevo DT tras la destitución de Raúl Mederos, el elenco antillano arranca con la complicada visita a los canadienses este sábado 7 de septiembre, para luego hacer de “locales” ante el propio rival, aunque en islas Caimán. Y sí, el estadio Nacional Pedro Marrero no acogerá encuentro del nuevo evento regional debido a que no posee ninguna de las condiciones para ello. En terreno neutral, quizás esto sea mayor inconveniente para los mismos cubanos, pues es una cancha en la que ni han entrenado, ni tendrán tiempo prácticamente para adaptarse. Sin obviar, que el respaldo de los tuyos desde las gradas no existirá, salvo personal de la embajada, así como algún que otro directivo del más universal en la isla.

Debido a las habituales deserciones, las que desgraciadamente se repetirán, el once que presentará Pablo Elier tendrá algunas variaciones a lo mostrado de manera más reciente, aunque la base es conocida, ya que los nombres de Andy Baquero, Yordan Santa Cruz, Arichel Hernández, Yosel Piedra, Sandy Sánchez y Maikel Reyes son artos conocidos. Los jóvenes Karel Espino y Jean Carlos Rodríguez serán algunas de las novedades, además de que en el banquillo una de las figuras que seguramente saltará al césped para ser revulsivo será Oslendy Benítez, extremo zurdo que gusta jugar a pierna cambiada.

Según el DT cubano, luchar cada duelo individual, ser intensos, no dejar espacios y tratar de manejar el balón con criterio, son los aspectos fundamentales para intentar competirle a un elenco que goleó 7-0 a los caribeños en la Copa Oro de este año. Veremos si la velocidad por las bandas que despliegan los norteños, así como la evidente superioridad balón al pie a la hora de las transiciones defensa-ataque, pueden ser frenadas por una defensa inocente, la cual tendrá que ser ayudada por esas figuras que a priori saldrán en el esquema como futbolistas ofensivos, pero que tendrán que aportar en cada uno de los retrocesos durante los 90 minutos.

El factor psicológico será fundamental. Un gol tempranero de los locales traería recientes fantasmas, amén de que pondría a prueba la fortaleza mental de un conjunto que suele derrumbarse con suma facilidad. No menos relevante es esperar a que si existe alguna ocasión de cara a puerta la celebración sea desde Pinar hasta Guantánamo. Una sequía extendida sufre cada una de las selecciones antillanas, a lo que se agrega que sólo Maikel aparece como delantero centro para estos dos partidos. Una figura que a decir verdad no ha logrado emular sus prestaciones en categorías inferiores. De lo ocurrido, comentaré tras el duelo del venidero martes 10. El tiempo dictará sentencia.

- Síguenos en Twitter e Instagram y no te pierdas ningún detalle.

About Arian Alejandro

Analista del programa El Balonazo de la emisora Radio COCO. Comento de Fútbol Internacional en Tribuna Deportiva y de Fútbol Cubano en Deportivamente y Cubavisión Deporte. Redacto para las Webs VIP Deportivo, Comuniate.com y Más Que Goles. Creador del Canal de Twitter En El Corner

View all posts by Arian Alejandro →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *