Crónica: Schalke 04-Manchester City

El City consigue remontar un 2-1 en contra con 10 jugadores y saca oro del Veltins-Arena.

Schalke 04 y Manchester City se enfrentaron este miércoles 20 de febrero por los octavos de final de la Champions League, vimos hasta 5 goles y aquí, en Más Que Goles vamos a analizar todo lo que aconteció en este partidazo europeo.

El partido comenzó en el Veltins-Arena con un City mejor y un Agüero que siguió dando más razones para confiar en que él es el delantero perfecto para Pep Guardiola, el argentino tuvo algún acercamiento en jugadas ensayadas pero cuando David Silva aprovechó el error alemán en la salida de balón para plantarse solo contra Farhman, el Kun se desmarcó a su derecha y el canario no dudó en regalarle una pelota que sería el 0-1, los locales protestaban una falta inicial en un lance pero el colegiado español Del Cerro Grande concedió el tanto.

Parecía que el City tenía el encuentro dominado con varias ocasiones y escasos acercamientos alemanes pero en un tiro desde la frontal que golpeó en un Otamendi que no pudo apartar el brazo, el árbitro, consultándolo con el VAR, decretó penalti para un Schalke que sin hacer nada podía empatar la eliminatoria. Tras 5 minutos largos de espera y mucha polémica, Bentaleb pudo tirar y anotar el 1-1 que daba una alegría muy grande a la afición alemana.

A partir de ahí, el Schalke mejoró algo, no mucho, y tras aguantar algún ataque peligroso del City, en otra jugada tonta para los ingleses, Fernandinho (que al igual que Otamendi se perderá la vuelta por sanción) agarró a Sané en un balón parado y Del Cerro Grande no se lo pensó para pitar penalti para los locales, el partido estaba loco y se palpaba la tensión en el feudo minero, Bentaleb volvió a disparar y a pesar de que Ederson acertó la dirección, el balón fue lo suficiente alto y fuerte como para hacer el 2-1, el Schalke lo celebraba con rabia y después de aguantar el resultado hasta el descanso pudieron celebrar con más tranquilidad los dos goles que fueron regalos caídos del cielo para los de Domenico Tedesco.

Continuó el partido y en la segunda parte los cityzens no llegaron a mejorar excesivamente, algún acercamiento hicieron el peligro inglés pero el Schalke estaba defendiendo bastante bien (mucho mejor que en toda la temporada) y no dejaba que actuasen tanto Bernardo Silva, Kevin De Bruyne o el Kun Agüero, los motores del City. Y además, para añadir más desgracias a los de Guardiola, en un balón en el centro del campo sin aparente peligro que controló McKennie, Otamendi metió la pierna cuando el delantero estadounidense estaba girándose e hizo una falta clara que el colegiado castigó con tarjeta amarilla, la segunda para el argentino que tendrá que cumplir dos partidos de sanción (la amarilla anterior por acumulación y esta tarjeta roja).

El Manchester City estaba muy desconectado del partido, la expulsión les afectó mucho y las decisiones y actos que ocurrían en contra suya también, estaban pensando más en la vuelta que en el actual partido y salvo una falta desde la frontal que lanzó De Bruyne no tuvo peligro.

Ahí, cuando peor estaban los Sky Blues, Sané precisamente en una falta muy lejana decidió lanzarla, ante su ex-equipo y no le afectó la nostalgia porque el alemán golpeó el balón con muchísima violencia y quitó las telarañas de la portería de Fahrman que solo pudo mirar el golazo de un jugador que había resucitado al City en el partido.

Con 10 jugadores, uno menos, estaban dominando completamente el encuentro y en un balón largo muy bueno de Ederson, Oczipka se durmió y Sterling lo aprovechó para hacer el 2-3 y llevar un resultado muy positivo al Etihad Stadium. Sané había salido al campo y sin presión alguna había conseguido volver a hacer brillar al City de Guardiola que a pesar de hacer un mal partido ha logrado un producto muy bueno para la vuelta.

Ficha técnica

Alineaciones

Schalke 04: Fahrman, McKennie (Skrzybski, m. 77), Mendyl (Burgstaller, m. 63), Nastasic, Uth (Harit, m. 87), Serdar, Bentaleb, Caligiuri, Oczipka, Sané y Bruma.

Manchester City: Ederson, Walker, Laporte, Otamendi, Fernandinho, Gundogan, De Bruyne (Zinchenko, m. 87), Silva (Kompany, m. 69), Bernardo, Sterling, Aguero (Sané, m. 77).

Árbitro: Carlos del Cerro Grande.

Tarjetas: Otamendi (33′), Uth (40′), Fernandinho (43′), Sané (72′). Expulsado Otamendi (67′).

Campo: Veltins Arena.

- Síguenos en Twitter e Instagram y no te pierdas ningún detalle.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *