60º Aniversario del Carlos Belmonte II: La inauguración. Albacete Balompié 2-7 Sevilla FC

Hoy os traigo todos los actos (con vídeo del NO-DO incluido) del primer acto que se llevó a cabo en el Estadio del Albacete Balompié: su inauguración

Seguimos de Celebración por el 60º Aniversario del Carlos Belmonte. Hoy voy a escribir como fue la inauguración del campo. Nos vamos con nuestra máquina del tiempo al 9 de Setiembre de 1960. Se va inaugurar el nuevo complejo deportivo multifuncional de la ciudad albaceteña. El Ayuntamiento ha encargado al arquitecto Carlos Belmonte su diseño. El campo de titularidad Municipal, contará con pista de atletismo que será demolida en 1998. Pero no adelantemos acontecimientos. Esto publicaba “La Voz de Albacete”, cuya crónica de la inauguración, corre a cargo de Luis Parreño.  

Se puede leer en grandes titulares “Fecha histórica para el deporte de Albacete con la inauguración del Campo Municipal de Deportes” (lo que denota la actividad polideportiva de la instalación, o al menos esa era la intención de las autoridades locales). Subtitula el rotativo albaceteño “El bellisimo recinto, presentaba un grandioso aspecto con homenaje a Carlos Belmonte González”. 

Ya en el cuerpo de la foto, se detalla la crónica de los festejos: “Y fue en Feria, cuando las cosas se sienten más entrañablemente más albacetenses, cuando se le puse al deporte casa noble y digna”.  

Así se presentaba al Carlos Belmonte a la sociedad albaceteña: 

“Es un día para la Historia, el de ayer, para el pueblo de Albacete, un regalo sin excepción, que llena de orgullo y satisfacción” “Ahí queda para los hombres y los restos, un bellísimo recinto deportivo que ha causado la admiración de propios y extraños”. “Se ha hecho realidad el sueño de los albacetenses, y se ha materializado en unas instalaciones soberbias, gracias a la voluntad inquebrantable de unos hombres que aman a Albacete como solo se puede amar; con una entrega absoluta, con pulso firme, con política de realidades”. “A estos hombres, a esta Corporación Municipal, les deberá el pueblo de Albacete eterna gratitud. Por eso nos corre prisa que al nombre del estadio fuera a llamarse Carlos Belmonte” 

“Cuando se haga esto, se completará el merecidísimo homenaje que merece nuestra primera autoridad Municipal. Y la ovación cerrada de todo el público puesto en pié (entre unas quince o veinte mil personas), se verá correspondido con la medida justa del agradecimiento” 

“Todos los albaceteños (todos todos), muchos de nuestra provincia y otros tantos de las provincias limítrofes, acudieron en masa ayer al Campo Municipal de Deportes, día de la inauguración. Y los amplios y cómodos graderíos registraron un lleno total, hasta ofrecer un grandioso aspecto que hacía resaltar las instalaciones, y hacía emocionantísimo el momento de la inauguración. 

Se agotaron las localidades. No podemos decir el número exacto, pero si podemos decir que acostumbrados a ver en el fútbol a cuatro o cinco mil personas; la cifra se multiplicó por tres o cuatro. 

Hubo una exhibición atlética a cargo del Club Deportivo Tajamar, celebrada de manera conjunta con los atletas albaceteños de la obra promovida por el Régimen con el programa “Educación y Descanso” y al S.E.U. 

Las diversas pruebas celebradas se siguieron con gran expectación. Tuvieron gran celeridad celebrándose, por lo no fueron pesadas para el gran público. 

El Club Tajamar nos mostró su labor de educación en el modesto barrio de Vallecas. Y nos sorprendió agradablemente la preparación de sus atletas y su enorme entusiasmo, desde los juveniles hasta los atletas ya formados. 

Se portaron muy bien los atletas en: suelo, barra fija y cama alemana. Destacaron los juveniles Vicente Sarrió, Ángel Ramos, Manolo Garrote, José Novillo y Jesús Rodelgo entre otros. En total vinieron 80 deportistas. 

Uno de los actos más bonitos de la jornada fue el desfile. Participaron en él unos doscientos atletas. En primer lugar, iba la Banda Municipal de Albacete, con su director maestro Martín. Con posterioridad, seguían las chicas de la Escuela de Formación profesional, los juveniles del Albacete, otras escuelas de fútbol de nuestra ciudad… de baloncesto, de balonmano… se izaron las banderas del Estadio, se bendijo el recinto, y tras los discursos de protocolo… se jugó al fútbol. 

El plato fuerte de los actos consistió en un encuentro entre el Albacete Balompié y el Sevilla Fútbol Club. El Albacete empezaba a pasar muchos años en la Tercera División Murciana de aquel entonces y se antojaba difícil volver a Segunda División (aquel año los manchegos ascenderían en Badalona). El Sevilla fútbol Club estaba asentado en Primera, aunque empezaba a sonar a un cuento muy bonito, la liga conseguida en 1957 con el gran Juan Arza y su primera participación en Copa de Europa. Quedaron eliminados en Cuartos de Final por el Real Madrid por un global de 10-2. Eliminaron a Benfica en Ronda Previa y al Aarhus GF de Dinamarca en la Primera. Tras este paréntesis, volvamos a nuestro partido. 

Formaron los equipos, los siguientes onces: 

Albacete Balompié: Timor; Salas, Bazaco, Mateo; Ambrosio, Riquelme, Frutos, Simón; Moll, Periquín y Cesáreo. Entraron de cambio: Salazar, Moreno, Aparicio, Tino, Jesús, Manolo, Baila y Leal 

Sevilla Fútbol Club: Mut; Santin, Maraver, Valero; Ruiz-Sosa, Achúcarro; Diéguez, Pereda, Rivera y Antoniet: Entraron de cambio: Juan Manuel, De La Torre, Blanco, Fabrés y Szalai 

Comienza el encuentro bajo un clima de interés que lamentablemente se vino abajo en el segundo tiempo. En la primera parte el Albacete con su formación tuteó al Sevilla, y aunque la superioridad técnica del equipo andaluz fue patente en todo momento, se llegó al descanso con ventaja de 2-1 a favor del equipo albaceteño. 

El primer gol albaceteño llegó a los nueve minutos: Falta que casa Moll, peina Periquín y Frutos la empuja a la red. 

El segundo gol llegó a través de sucesivas paredes entre Frutos y Periquín con remate de este. Corría el minuto 12 

El primer gol sevillista llego en el 26’: Diéguez marcaba de un disparo bajo y angulado. Así se llegaría al descanso. 

El Albacete cambió a todo su once tras el intermedio, mientras que el Sevilla cambió sólo a dos jugadores. A partir de aquí empezó el vendaval hispalense. En el 50’ llegó el empate sevillista: se materializó tras un precioso tiro cruzado de Rivera. Tres minutos después llegaría el tercero de los andaluces: Agüero marcaba tras una jugada personal de Pereda. El cuarto llegaría en el 60’. En el 66’ Szalai remataba a gol tras un tiro de Pereda al palo. El sexto lo conseguía Rivera a pase de Szalai. Y el séptimo lo conseguía Szalai también, tras jugada personal. 

Cuando el Albacete fue un equipo de verdad, fue en la primera parte. Las líneas respondieron con admirable soltura, siendo los mejores Riquelme, Moll y Periquín. 

En la segunda se notaron enormemente la debilidad de las líneas de cobertura, al ser sustituido Riquelme por Tino, y el dominio de Sevilla se hizo total con su trío de ases: Pereda, Rivera y Ruiz-Sosa. Con la colaboración de Szalai, demostraron la capacidad goleadora de los sevillanos. 

Y así quedaba inaugurado el majestuoso recinto que ha sido testigo de tantas tardes de gloria y padecimiento para miles de manchegos durante estos 80 años. Y espero que como mínimo haya 80 más. 

Vista áerea del Campo Municipal «Carlos Belmonte» el día de su inauguración. Año 1960. Fuente: Quesomecánico.com
- Síguenos en Twitter e Instagram y no te pierdas ningún detalle.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *